YO TENGO DOS MANITAS

Yo tengo dos manitas que dormían, que esperaban.        

Que hace tiempo sólo se movían por reflejos y reaccionaban ante estímulos táctiles.

Más tarde reaccionaron ante estímulos también visuales y así, yo tocaba objetos, yo tocaba piel y percibía, a través de mis manos y también de mi boca todas y cada una de las sensaciones que me ayudaron a comenzar a conocer el mundo.

Yo tengo dos manitas pero, entonces, no lo sabía.

Un día las miré.

Descubrí que con ellas podía tocar objetos y cogerlos, sentir calor y frío, podía jugar, comer, y cada vez las movía mejor. Desde entonces no he parado de usarlas.

Ahora están despiertas. Me ayudan a relacionarme y a comunicarme conmigo, con los otros, con el mundo.

Voy a cuidarlas, a ejercitarlas, a fortalecerlas para así, nunca olvidar que yo tengo dos manitas.

Mª Belén R.

JUGUEMOS CON ELLAS…

Alumnos y alumnas de 3 años

COMER Y JUGAR A COMER

¿A comer se aprende?

Durante la infancia se establecen los hábitos alimentarios que posteriormente serán difíciles de cambiar. Con hábitos adecuados en la alimentación y en el estilo de vida, contribuimos de forma positiva en la construcción y modelado de nuestro cuerpo y en la mejora de nuestra salud, rendimiento físico e intelectual.

El acto de comer es, además de un acto de necesidad vital, un acto social, de juego y aprendizaje en que el niño se comunica con los otros y consigo mismo debiendo estar SIEMPRE activo e inmerso en lo que está haciendo.

Cuando comemos nos estamos relacionando con los alimentos (con su forma, su olor, su textura, su sabor…) y no sólo con los alimentos que comemos sino también con el ambiente que, en el acto de comer nos envuelve (como está puesta la mesa, como se come este alimento ¿Qué hago después?…)

Comer no es sólo alimentar mi cuerpo, es alimentar mi identidad «¿Me gusta lo que como? «

Es desarrollar mi destreza y mi autonomía (Utilización de utensilios)

Es comunicarme y madurar mi lenguaje «¿Cómo se llama lo que voy a comer?«

Es convivir en sociedad (normas de convivencia)

Es adquirir procedimientos que acentúan la confianza en mí mismo (poner y quitar la mesa)

Es otorgar valor y significado a lo que hago (esto es bueno para mí)

En la escuela el acto de ir a comer es un momento más de aprendizaje inmerso en nuestra rutina diaria. Vemos lo que comemos y siendo conscientes y protagonistas de nuestra alimentación desarrollamos habilidades y generamos hábitos que nos ayudan a ser lo que somos.

Por lo que… ¿Somos lo que comemos?

… y es entonces cuando se convierte en un hecho estético, un «jugar a comer», un «representar la comida» que forma necesariamente parte del desarrollo íntegro de nuestra persona.

Fragmento extraído del capitulo 28

Gramática de la fantasía

Gianni Rodari

Alumnos/as de 3 años

¡A BAÑARSE!

La infancia es una etapa en la que los niños muestran curiosidad y aprenden sobre el mundo que les rodea. Es en este momento cuando comienza la adquisición de hábitos  y/o costumbres que sentarán las bases de su salud y comportamiento a lo largo de la vida.

Educar a los niños en hábitos saludables desde la primera infancia (alimentación, higiene, sueño, juego…), es la mejor medida preventiva para cuidar de su salud. 

Desde el ambiente familiar y escolar se cimientan las bases para que el niño y la niña puedan disfrutar de una buena salud tanto física como mental a lo largo de toda su vida.

VALENTÍN, ¡A BAÑARSE!

Esta propuesta ha tenido como objetivo “preparar la hora del baño del Oso Valentín”.

Para ello, hemos deshecho algunos trozos de jabón en agua, también  hemos utilizado jabón líquido y, con nuestras manos, hemos preparado el agua para su barreño:

“¡Qué bien huele el jabón!”

“¡Ay!, ¡se resbala!”

“¡Mira cuanta espuma!”

“¡Está suave!”

“¡Le va a encantar su bañera!”

(…)

Ha sido muy divertido colaborar, a través del juego, en la preparación de esta rutina tan necesaria como es el baño y  experimentar con el jabón en sus distintas formas y texturas; su olor, su color y, por supuesto, su utilidad.

Hemos disfrutado mucho y hemos llegado a una conclusión:

¡LA HORA DEL BAÑO NOS ENCANTA!

Aula 2 años

SE LLAMA CUERPO

Este compró un huevo,

este lo puso asar,

este le echó la sal,

este lo removió

y… ¡este pícaro se lo comió!

Sorprende pensar que, a través de esta historia sin ningún sentido, el niño recibe variadas informaciones-emociones. Este juego lleva a un descubrimiento maravilloso: el movimiento de las manos de un pequeño, su extensión hacia el mundo, su prolongación al espacio, el contacto con las manos del otro, etc.

Desde la memoria y la cotidianidad, reconstruimos el mundo sensible por las manos de un niño, los sonidos unidos a su exploración del movimiento.

A través de la sabiduría popular guarda retahílas y cantarcillos, el niño pequeño explorador del extenso universo, descubre SU CUERPO, sus pies, boca, ojos, manos…, sonidos y movimientos, protegido por el cuerpo materno y compartiendo ese cotidiano descubrimiento.

Cada cual atienda su juego

Ana Pelegrín

Este trabajo forma parte de nuestro proyecto interdisciplinar «Se llama cuerpo». Durante estos meses hemos trabajado nuestro cuerpo a través de la memoria y la tradición oral que envuelven canciones y poemas con los que, con ayuda del adulto y como nos cuenta Federico Martín Nebras, el niño comienza a leer su primer libro: SU CUERPO.

El recorrido corporal es, por tanto, una lectura compartida y un descubrimiento que se inicia desde el nacimiento del niño y que se mantendrá durante toda su vida siendo «la llave que abre las puertas» de todo su aprendizaje.

Alumnos y alumnas de 2 años

CON LOS DEDOS DE UNA MANO

Esta semana hemos estampado nuestras manos llenas de colores en papel y hemos visto las huellas que dejan. Ha sido muy divertido experimentar con el color y jugar con nuestras manos a través de la estampación.

También hemos recreado el libro «Con los dedos de una mano» de Isidro Ferrer.

Estampando manos y dedos hemos dibujado animales llenos de color acompañados de un pareado muy divertido.

Así hemos construido nuestro libro colectivo «Con los dedos de una mano»

Alumnos aula 2 años

Diego

Diego B.

Mateo

Mateo C.

Ferrán C.

Gala P.

Lara P.

Máximo C.

Manel T.

Marla Z.

Pablo V.

Lucía M.

Gabriel R.

Lucia Mt. y Olivia P.

Lucas G.

«Con los dedos de una mano»

Isidro Ferrer

Alumnos/as de 2 años